Menos

Dar a otros

No se trata de mí, se trata de nosotros

Publicado por Team Tony

Portada » Historia » Dar a otros

La clave para tener una vida próspera es recordar que el secreto de la vida es dar. Se trata de encontrar una forma de dar amor, atención, cuidado, alegría o felicidad a otro ser humano.

Esto no necesariamente significa ofrecerse como voluntario o trabajar en una cocina de sopas (si bien las dos son grandes formas de retribución). Es acerca de las elecciones que hace en su vida diaria. Es sobre dejar de lado su iPhone y hablar con sus hijos o besar a su cónyuge con la misma pasión que cuando comenzaron a salir o conectarse con las personas con las que se encuentra durante el día, incluso con un saludo rápido o una sonrisa.

La mayoría de nosotros nos movemos tan rápido y tratamos de administrar nuestras vidas y, como consecuencia, no prosperamos. No estamos aquí solo para nosotros mismos y la verdad es que nos sentimos realmente vivos cuando retribuimos.

sp-7040000950_d

“No se trata de mí, se trata de nosotros.”

Ya sea que ayuda a un extraño o a un ser amado, la ayuda viene de la abundancia, no de la escasez. El momento más importante para ayudar a otros es cuando piensa que lo necesita. La próxima vez que se sienta triste, busque a alguien que esté mucho peor que usted y vea lo que puede hacer para ayudarlo. Créame, cambiará su espíritu, su filosofía y su estado mental. Se encontrará a sí mismo en la prosperidad cuando viva una vida con un sentido más allá usted mismo.

La próxima vez que sienta incertidumbre, recuerde que usted es el creador de su vida, no un administrador de circunstancias. Colóquese en un lugar de retribución, certidumbre, propósito y decisión, y concrete la visión de lo que quiere. Cambie su mentalidad para apreciar lo que tiene en su vida ahora. Reconozca que todo lo que tiene hoy es el resultado de su compromiso con una decisión y concretarla.

Nuestras vidas son un reflejo de rituales. Observe los rituales que realiza y que no funcionan, y céntrese en algunos nuevos que funcionarán. En lugar de pensar en lo que no puede controlar, piense en lo que puede hacer bien ahora y puede controlar, y coloque su propio rescate en acción, en vez de esperar que alguien más lo haga. Cuando sigue estos cinco pasos, se colocará en una posición de prosperidad sin importar lo que sucede a su alrededor y creará una vida realmente extraordinaria.