Menos

El Éxito No Tiene que Ser un Secreto

Cómo UPW ayudó a Brian LoVetere a liberar su potencial interior

Publicado por Team Tony

Portada » Historia » El Éxito No Tiene que Ser un Secreto

Puedo describir muchas cosas sobre mi vida y mi crianza que fueron muy difíciles. A los 12 años, vivía en una casa sin gas ni electricidad, no pude terminar la escuela secundaria y mi hermano me inició en el consumo de drogas y alcohol, después de que nuestro otro hermano muriera de una sobredosis.

Mis padres eran trabajadores esforzados, siempre fueron un buen ejemplo para mí. A los 14 años, obtuve mi primer empleo como ayudante de camarero y me he mantenido a mí mismo desde entonces. Pero a los 30 años, me encontré en una mala situación profesional y financiera, y perdí todos mis ahorros. Mi jefe, incluso, terminó en la prisión federal. Además, en mi vida personal, las cosas eran cada vez peores, mi padre estaba muriendo de cáncer pulmonar mientras yo atravesaba la peor parte de mi matrimonio. Finalmente, falleció mientras yo atravesaba el proceso de divorcio.

Siempre he superado las cosas, pero a costa de preocupaciones y ansiedad extrema, siempre con la sensación de que trataba de mantenerme en pie pero no lograba salir adelante. Antes de asistir a UPW, el estado general de mi vida era estresante y lleno de preocupaciones. Después de perder a mi padre, perder lo que había logrado financieramente debido al divorcio y por malas decisiones comerciales, sentí que era absolutamente imposible llegar a donde quería estar en la vida.

UPW fue un evento que cambió mi vida. Estaba lleno de energía gracias a Tony Robbins y mientras realizaba todas las actividades y experiencias, me di cuenta de algo muy importante, siempre he logrado entender las cosas y avanzar en la vida. Me preocupaba mi trabajo, el dinero y lo que otros pensaban de mí, pero en UPW aprendí a centrarme en confiar en mí mismo y en entender las cosas a medida que surgen los desafíos.

En el momento en que atravesé el fuego, supe que no había nada en este mundo que no pudiera lograr o hacer en mi vida. Sentía que podía conquistar el mundo y no he vuelto a mirar atrás desde ese momento. Di un paso adelante y trabajé con el mayor esfuerzo e inteligencia que pude, decidí que nada se interpondría en mi camino mientras tomaba el control de mi vida.

Eso fue hace solo tres años y me he mantenido lleno de energía desde entonces. Cambié la forma de vivir la vida, una diferencia del cielo a la tierra sobre cómo veo las cosas ahora. No solo recuperé mi situación financiera, sino que pude duplicarla. Me relaciono con las personas de una nueva forma y establezco metas que nunca antes hubiese creído posibles. Ni siquiera puedo creer en la posición que me encuentro ahora en comparación con la que estaba antes de UPW. Fue un giro increíble para mí. Ahora soy copropietario de mi propia empresa y sigo esforzándome para ver hasta dónde puedo llegar.